VER RESUMEN

Resumen automático generado con Inteligencia Artificial

Un robo por valor de 7 millones de pesos quedó al descubierto en las oficinas de la empresa Claro en Valdivia, región de Los Ríos. Los delincuentes cortaron cables de luz y telecomunicaciones en el edificio de avenida Alemania 667, utilizando una escalera para acceder al techo y romper una ventana del segundo piso. Se encontraron balones de gas y oxígeno en el lugar. Las cámaras de seguridad captaron a los ladrones estacionando su vehículo en un servicentro cercano. La alarma de seguridad evitó un mayor perjuicio y Carabineros se encarga de las investigaciones.

Desarrollado por BioBioChile

Un robo quedó al descubierto esta mañana en oficinas de la empresa Claro en Valdivia, en la región de Los Ríos. El atraco se avaluó en 7 millones de pesos y, de acuerdo con los primeros antecedentes, los autores idearon un plan para materializarlo.

El hecho ocurrió en las dependencias instaladas en avenida Alemania 667, hasta donde llegó un grupo de delincuentes y cortaron los cables de luz y telecomunicaciones para no ser advertidos.

Tras ello, utilizaron una escalera para subir y recorrer el techo, y romper una de las ventanas del segundo piso para ingresar a las dependencias.

Incluso, habrían portado un balón de gas y otro de oxígeno, presuntamente para aplicarlo en la comisión del delito, elementos que quedaron en el lugar.

Uno de los trabajadores relató a La Radio que cuando llegó a iniciar su jornada se encontró con personal policial, que ya estaban adoptando el procedimiento de rigor.


Las cámaras de seguridad captaron a cuatro de los ladrones cuando estaban estacionando el vehículo en que se movilizaban en un servicentro cercano.

El comisario de la Primera Comisaría de Carabineros de Valdivia, mayor Francisco Almuna, confirmó entre el daño generado en las dependencias y la sustracción de equipos, los perjuicios fueron avaluados en unos 7 millones de pesos.

La activación de la alarma de seguridad impidió que la afectación fuese mayor.

A cargo de las diligencias para dar con los responsables quedó la Sección de Investigación Policial y el Laboratorio de Criminalística de Carabineros.