Image

Mario Desbordes: «Mi trabajo será sacar los votos para ganar a Irací y a Duque, ambos en la ecuación» | Nacional- bio bio

Listen to this article


En el séptimo piso de un edificio ubicado en calle Santa Lucía, en Santiago centro, a un costado del cerro que lleva el mismo nombre, se encuentra la oficina donde Mario Desbordes está trabajando para afrontar lo que será su candidatura a la Municipalidad de Santiago. Sus actividades comienzan a eso de las 8 de la mañana y se extienden hasta pasadas las 22 horas, según cuenta en entrevista a Radio Bío Bío.

El camino del exministro de Defensa del segundo gobierno de Sebastián Piñera para llegar como carta de Chile Vamos a las municipales no fue fácil. La falta de certezas en su sector y el nombre de Sebastián Sichel -el que finalmente competirá por Ñuñoa y que fue medido en la capital- dilataron la decisión. Junto a Desbordes, irá a la papeleta el abogado Aldo Duque (PSC) y la actual alcaldesa, Irací Hassler (PC).

Respecto a esta última, dice: “No sé si la alcaldesa no entiende que, entre otras cosas, lo que vamos a vivir en octubre es un plebiscito a su gestión, además de evaluar las propuestas de quién la va a enfrentar electoralmente hablando. Esto no es una pelea personal con Irací Hassler, claramente es una batalla electoral más allá de lo político, que busca recuperar Santiago en el amplio sentido, recuperar la capital, el orgullo de esta capital nacional que era un ejemplo internacional”.

– ¿Cómo definiría al candidato Mario Desbordes?

Tranquilo, calmado, nervioso. Creo que es un desafío precioso, Santiago es una comuna que a mí me llena de recuerdos y de experiencias de toda una vida que son muy emotivas, pero al mismo tiempo creo que es, de verdad, un imperativo recuperar Santiago, no en términos de partidos políticos, sino sobre todo en términos de gestión. Soy un crítico de la gestión con argumentos. (…) Tengo fe en que voy a ganar, pero por supuesto no es una carrera ganada, y estoy seguro que esto a ser voto a voto, y por lo tanto también estoy hoy día como candidato con el overol puesto y trabajando en la calle, reuniéndome con vecinos, así que… contento, pero acostumbrándome a esto de ser candidato, y sobre todo en esta comuna que es tan simbólica.

– Fue diputado, Carabinero, ministro de Defensa, presidente de partido, ¿qué veremos de eso en las propuestas y en la campaña?

Tengo una trayectoria de 37 años vinculada al mundo de la seguridad, primer punto. (…) En segundo lugar, he sido gerente de empresas privadas chiquititas, pero no por eso menos relevantes aquí en el centro de Santiago, por lo tanto… tengo experiencia en el mundo privado que también ha sido exitosa. En ese contexto, lo que yo pongo a disposición de los vecinos son estos 37 años de vida pública y privada que creo que demuestran capacidad de gestión, conocimiento de lo que es el mundo público, la seguridad.

– Se criticó de parte del oficialismo, la misma alcaldesa Irací Hassler, el “turismo electoral” de la oposición, porque se levantaron varios nombres. Alesandri, Sichel, luego su nombre, ¿cómo se responde a este emplazamiento?

Podría hacer la misma acusación de vuelta al Gobierno en un montón de comunas, pero creo que tiene tan poco sentido la frase porque… es al revés. Estoy orgulloso de que me hayan pedido ser el candidato después de haber analizado decenas de personas, de haber encuestado. Si en el fondo la encuesta se hace aquí en Santiago, no en Talca. Después de evaluar a casi una veintena de posibles nombres, ser el que estaba mejor aspectado (…) creo que más que salir por descarte, como dijo la alcaldesa, he sido nominado porque tengo la mejor posibilidad gracias a la buena evaluación del ciudadano de Santiago. Así que esa es finalmente la respuesta, no me complica que ella lo diga. Hasta ahora, solo me ha hecho críticas personales, y espero que no sea la tónica de la campaña. Yo voy a hablar de propuestas y por supuesto a hablar de su gestión, de la de ella.

– El diagnóstico en Santiago parece estar claro pero, ¿cómo se va a plasmar eso en una eventual gestión o de cara a las propuestas que se van a empezar a socializar?

Cuando uno plantea un plan de gobierno local tiene dos posibilidades: venir desde el cielo y decirle a los vecinos ‘esto voy a hacer’ o, al revés, juntarte con los vecinos y escuchar la realidad de cada uno de los 27 barrios, porque es muy distinta. (..) Estoy en reuniones con juntas de vecinos, con dirigentes sociales, con dirigentes del comercio, con dirigentes estudiantiles, para después de escuchar lograr un diagnóstico claro de lo que está pasando en cada sector, hacer las propuestas. Tenemos propuestas, una serie de puntos, un análisis, por ejemplo, de lo mal que se ha enfocado el tema del adulto mayor que fue prácticamente abandonado en esta gestión. Me lo han hecho ver distintas organizaciones de adultos mayores de la comuna, y por lo tanto ya estamos trabajando en una propuesta, pero sobre todo voy a aprovechar este periodo de precampaña para escuchar y para proponer, después, en conjunto con los vecinos.

Candidato de unidad

– ¿Por qué cree que es el candidato de la unidad?

Si uno lo mira en términos políticos partidistas casi todo el espectro de centro derecha, la derecha, me va a apoyar, y lo han manifestado. No me cabe duda de que tengo apoyo de las bases de partidos que en el papel apoyan a la alcaldesa, la DC, el PPD, incluso socialistas que me dicen ‘te voy a apoyar’… y por escrito. Pero sobre todo porque más allá de los partidos políticos, creo que la ciudadanía de Santiago está buscando un candidato con un perfil que ahora coincide con el mío. A lo mejor hace cinco años no, pero hoy día sí. Llevo dos años de trabajo público alejado de la contingencia política y dedicado a intentar ayudar en temas como la seguridad y la defensa, y eso ha permitido un posicionamiento que valoro y lo agradezco ante la ciudadanía.

– Destaca que ha estado dos años retirado de la política, de la primera línea. ¿Qué rescatarías de este tiempo mirando las cosas de lejos para afrontar este desafío?

Lo primero, se consolidó ante la ciudadanía una imagen de una persona que entiende de seguridad y que plantea cosas razonables. Algunos se enojan cuando digo ‘el gobierno ha hecho cosas’, y he sido muy crítico de la lógica de ¡yo compré 30 radio patrullas’, ‘ah, no es que yo compré 31’, ‘es que tú no hiciste nada’, ‘es que tú no haces nada’, porque creo que la seguridad es un tema de Estado. Segundo, salir de la contingencia tiene que ver con que no tengo un rol que me obligue a estar en la pelea (…) Cuando uno es presidente de partido le toca pelear, y pelea a veces con el socio, porque es parte del rol. Cada partido tiene legítimas expectativas que se contraponen, que chocan, que se conflictúan con las de los aliados incluso. No tengo hoy día ese rol, y por lo tanto he aprovechado estos dos años también para volver a conversar, a dialogar, recuperar buenas relaciones, etc.

– Lo apoyó José Antonio ¿Qué le parece que el Partido Republicano hoy ponga sus fichas en usted y no, por ejemplo, como se ha dicho, en Aldo Duque, que es otro candidato que figura para la comuna?

Hoy día con republicanos hay cosas en las que estamos de acuerdo, seguridad, por ejemplo. No veo en las propuestas de seguridad de republicanos cuestiones muy distintas a las que vengo planteando. Republicanos no es el adversario nuestro hoy día, y creo que es fundamental que tengamos en todo Chile una o un candidato que represente a toda la oposición, desde Demócratas hasta republicanos. Esa es mi aspiración. En ese contexto, me alegra la buena valoración ha manifestado José Antonio de mi candidatura. Hace dos años que no hemos tenido mayores diferencias, y al revés, a él le consta que cuando hubo que tomar definiciones, y había que optar entre Boric y Kast, yo no lo dudé un segundo y apoyé a José Antonio, y la verdad no me arrepiento. Después de estos casi tres años de gobierno del Presidente Boric me he convencido de que hice absolutamente lo correcto y lo volvería a hacer.

– ¿Cómo se avanza en la unidad del sector teniendo a Aldo Duque como carta del Partido Social Cristiano?

Le plantee, cuando me pidieron ser candidato en Santiago hace un par de meses atrás, al partido que estoy dispuesto a competir incluso si Aldo Duque llega a la papeleta. Es legítima su candidatura. No tengo ningún cuestionamiento a que él quiera ser el alcalde, es absolutamente legítimo, y mi trabajo será sacar los votos para ganar a Irací y a Aldo Duque, ambos en la ecuación (…) ¿Cómo se hace? Bueno, convenciendo al vecino de que soy la mejor opción. Obviamente me gustaría que fuéramos unidos todos y hubiera solo un candidato de oposición, pero si eso no se logra yo por supuesto voy a estar en la papeleta y voy a trabajar para ganar a todos los candidatos que estén en esa papeleta.

– Vemos acuerdo en su candidatura, pero la oposición tiene flancos abiertos en Recoleta, Lo Barnechea, ¿cuál es el llamado a su sector?

Es normal que a esta altura estemos conversando y negociando todavía. Fui secretario general siete años y presidente tres años, pero por supuesto lo que yo le pido a Chile Vamos, a republicanos, a social cristianos, que seamos generosos, pragmáticos y fríos y logremos un candidato, candidata, única en cada una de las comunas de Chile.

Propuestas

– ¿Cuáles serán sus prioridades en materia de seguridad? ¿Nos puede adelantar alguna?

Todo Chile tiene problemas de seguridad, así que no es culpa de la gestión municipal. Luego, uno analiza las cifras, por ejemplo las de homicidios, donde Santiago tiene el doble de homicidios que Puente Alto que tiene menos habitantes. Tiene el triple que Maipú que tiene más habitantes que Santiago. Y uno escucha de repente ‘no es que esto es porque Santiago tiene muchas casas tomadas’, bueno Maipú tiene la toma más dura, difícil, compleja hoy día. Cerrillos lo mismo y no se refleja en la tasa de homicidios. Entonces uno, luego, con ese antecedente en la mano dice, entonces, qué está pasando. ¿Hay algo distinto en Santiago? Y la verdad que soy un convencido que Santiago está como estudio universitario para demostrar una vez más, no por primera vez, la teoría de los cristales rotos de William Bratton.

– ¿En qué consiste esta?

Cuando cedes espacio a la incivilidad menor, cuando permites que tu comuna se ensucie, cuando haces un llamado al comercio ambulante, a miles de comerciantes ambulantes, cuando relajas, cuando eres permisivo, va generando un ambiente que nos lleva finalmente a delitos mayores. Eso es lo que ha pasado en Santiago. ¿Por qué es distinta la situación en Santiago? La alcaldesa se opuso a todas las medidas de seguridad que planteó el gobierno comunal de Alessandri. Eso es público. Votó en contra. La alcaldesa invitó a los ambulantes, lo dijo en televisión. La alcaldesa era la primera en cruzarse cuando los guardias municipales actuaban. Esa impronta es la que generó un ambiente de inseguridad mayor que en otras comunas. Ella ha dicho esto es el estallido, esto es la gestión de Alessandri. Perdón. En Providencia también hubo estallido y resulta que uno atraviesa la calle Vicuña Mackenna y la realidad es distinta, allá ya se recuperó.

– ¿Y cómo se trabaja entonces aquello?

Partiendo de la base que hay un problema específico en Santiago, y que no es por lo tanto solo el gran problema nacional de la inseguridad, en Santiago lo que corresponde y de manera urgente es trabajar en conjunto con los vecinos en una postura coherente, creíble. No me cabe duda que la alcaldesa va a aparecer vestida de carabinera mañana, porque ha tenido un giro mediático, que la gente no le cree, en 180 grados. No me extrañaría ver a Irací Hassler vestida de carabinera, lo digo irónicamente, por supuestamente. Entonces, ¿qué hay que hacer acá? Lo primero, enfrentar las incivilidades con mucha fuerza, limpiar la comuna, no solo la basura, no solo el rayado, no solo el vidrio quebrado, no solo el comercio ambulante, todas las incivilidades. Recuperar los espacios públicos, recuperar las plazas, impedir estas fiestas desbocadas en distintas plazas y parques de Santiago.

– Pone el ejemplo de Providencia. La alcaldesa, Evelyn Matthei, de hecho, destacó como uno de sus grandes legados el avance de la seguridad municipal. Se ha puesto el debate de seguridad municipal armada, entre otras. ¿Cómo tendría que operar en el caso de Santiago y cómo tendría que avanzar ese debate para fortalecer la seguridad municipal sin quizás tener una duplicidad de funciones con Carabineros.

No quiero anticipar propuestas, porque vamos a hacer un lanzamiento de campaña con las propuestas en detalle. Pero, por ejemplo, La Florida tiene 400 funcionarios municipales en seguridad que están actuando, están empoderados, que tienen apoyo municipal y están haciendo la pega. El personal municipal de Santiago quisiera hacer la pega. Yo solidarizo con los guardias y con los inspectores, con los distintos niveles de seguridad, pero no están hoy día empoderados. Segunda cuestión fundamental, que es evidente, no hay una policía municipal y no la va a haber en lo inmediato (…) Hay que planificar con lo que hoy día tenemos, y por lo tanto la policía municipal no es parte del escenario en que me voy a mover. Pero sí guardias empoderados, coordinados con Carabineros, trabajando codo a codo con las dos policías son cuestiones que en otras comunas han resultado extraordinariamente positivas.

– ¿Algún ejemplo?

Me preguntaban las cámaras de Comercio y Turismo, y me preguntaba el comercio en distintos barrios: aquí venía mucho turista, hoy día no vienen los turistas. Estuve recién en Ciudad de México, en el Zócalo y en el centro tu circulas sin ningún problema, y hay una policía de turismo. ¿Podemos tener policía de turismo en Santiago? No, porque no va a haber policía municipal, pero ¿pudiéramos tener personal de seguridad municipal vestido de otro color que esté dedicado exclusivamente al turismo? Por supuesto que sí, y con esas personas lograr recomponer el ambiente, el clima, las zonas más turísticas de Santiago, el casco histórico, el Mercado Central, el Persa Bío Bío, tantos otros lugares.

– ¿Cuál será el sello de campaña? ¿Cómo lo veremos en los próximos meses?

Hay una larga lista de peticiones de reuniones en terreno de vecinos, de ciudadanos, de comerciantes. Ya me reuní con un grupo en Meiggs, me van a seguir viendo así: de camisa arremangada, trabajando en terreno, escuchando a los vecinos. De verdad duele escucharlos, y escuchar gente de centro izquierda, derecha, a políticos con muchísima pena contándote sus dramas. Eso es lo que voy a hacer en precampaña y en campaña, por supuesto, desplegado absolutamente con propuestas en cada tema, en cada área hay una cantidad enorme de voluntarios que me están ayudando, gente que es de la comuna, que ha trabajado en la comuna, profesionales universitarios, profesores, académicos, etc., ex autoridades de gobierno, que me están ofreciendo su ayuda y vamos a armar con ellos y en conjunto con los vecinos un buen programa de gobierno.

– ¿Se analizará la gestión Hassler?

Por supuesto también, aunque le incomode a la alcaldesa, vamos a sacar al pizarrón la gestión de la alcaldesa, si eso es evidente. Dijo en un canal de televisión, recientemente, que solo se han dedicado a criticar mi gestión. No sé si la alcaldesa no entiende que, entre otras cosas, lo que vamos a vivir en octubre es un plebiscito a su gestión, además de evaluar las propuestas de quién la va a enfrentar electoralmente hablando. Esto no es una pelea personal con Irací Hassler, claramente es una batalla electoral más allá de lo político, de lo partidista, que busca recuperar Santiago en el amplio sentido, recuperar la capital, recuperar el orgullo de esta capital nacional que era un ejemplo internacional.





Source link