Image

Daniel Morón y la camiseta alba del Museo Conmebol- redgol

Listen to this article


El director deportivo del Cacique reaccionó de manera espontánea cuando se dio cuenta que la dorsal del Colo Colo 91′ no era original.

Daniel Morón se molestó con camiseta falsa en el Museo de la Conmebol.
© CapturaDaniel Morón se molestó con camiseta falsa en el Museo de la Conmebol.

La marraqueta y el tecito, dos termómetros para saber cómo le fue el día anterior a Colo Colo. El tema es que si bien el Cacique clasificó a octavos de la Copa Libertadores el miércoles, el sabor del pan cruijiente y el placer del brebaje dulce se han mantenido en la mesa del hincha albo.

Se entiende, la clasificación ante Cerro Porteño en Asunción fue épica. Un partido que se partió ganando, se sufrió con el empate y se resistió hasta los últimos segundos. La heroicidad estuvo personificada por Falcón, quien puso la Peluca, y el tobillo, como ofrenda.

Coincidiendo con esa tremenda alegría, Colo Colo hizo un lado B de la clasificación a octavos de final. Para ello, un video de poco más de veinte minutos, en el que se mostró cómo vivieron el pase a las instancias de eliminación directa.

Entre las imágenes, se puede ver la trastienda de la previa, el partido mismo visto desde afuera y la tremenda emoción desatada dentro del camarín una vez definido el pase a octavos. Pero, en la antesala del duelo ante Cerro Porteño hubo un momento que llamó la atención y que tiene que ver con Daniel Morón.

Visita al Museo de la Conmebol

Daniel Morón es director deportivo de Colo Colo y, como tal, se dio el tiempo de visitar el Museo de la Conmebol, en Luque. Si bien todo parecía ir bien en el trayecto, hubo algo que parece que no le cayó del todo bien al Loro.

Cuando llegaron al sector que recuerda la Copa Libertadores de 1991, ganada por Colo Colo a Olimpia, el encargado del trayecto empezó a decir lo que significaba para la O haber llegado a tres finales seguidas y haber ganado una.

Morón, escuchaba y complementaba. De repente, su rostro cambió. Se puso a observar las camisetas exhibidas del Colo Colo de la época y exclamó: “¿Y esa camiseta? Pero, esa no es original”.

Pese al incómodo momento, el Loro le bajó un poco la tensión, ofreciéndose a mandar él mismo las originales. “Te voy a mandar la camiseta blanca y la amarilla mía. Es palabra de honor”, prometió.

Antes de comprometerse, eso sí, una contramufa. “Depende todo de hoy (el miércoles), a ver si el 3 de junio puedo volver”, concluyó Morón.



Source link