Image

Indígenas votan en sur en medio de violencia en Chiapas- efe

Listen to this article


Por Mitzi Fuentes |

Tuxtla Gutiérrez (México) (EFE).- Comunidades indígenas superaron este domingo el temor a la inseguridad para salir a votar en las elecciones mexicanas en Chiapas, estado de la frontera sur de México con el mayor número de centros de votación cancelados del país, 108, ante la violencia y los conflictos sociales.

Los pueblos tzotziles, tzeltales, choles y tojolabales votaron pese a los recientes ataques derivados de la disputa de los cárteles por el control en la frontera de México con Centroamérica.

En las comunidades de la zona Altos de Chiapas hubo largas filas, en particular de mujeres, para acudir a mesas electorales con funcionarios bilingües que auxilian a adultos mayores o que no saben leer.

“Está todo tranquilo aquí no hay inseguridad, somos un pueblo organizado y todos salimos a votar este dos de junio”, dijo a EFE Dora María Hernández López, una habitante de Zinacantán.

El Instituto Nacional Electoral (INE) reconoció el sábado que no abriría 222 centros de votación en el país por inseguridad o conflictos, con la mayoría de ellos en Chiapas, que suspendió los comicios en los municipios de Chicomuselo y Pantelhó por hechos violentos como quema de boletas.

Esto afectó a casi 61.000 votantes, quienes tendrán que buscar centros extraordinarios para sufragar.

En Chiapas, México, cuesta pero llega la calma

Los cierres ocurren en medio de la violencia electoral, con 22 aspirantes asesinados reconocidos por el Gobierno, aunque grupos independientes registran más, como los 34 reportados por la consultora Integralia, que documenta cerca de 250 homicidios políticos al incluir a asesores, funcionarios y familia.

Estos comicios son ya los más violentos de la historia democrática de México, con al menos 30 aspirantes asesinados, lo que ha convertido a la inseguridad en uno de los principales ejes de campaña.

A pesar ello, a las 13:00 hora central de México (19:00 GMT) ya estaban el 100 % de los restantes centros de votación abiertos en Chiapas, con ningún incidente que lamentar, informó María Magdalena Vila, presidenta provisional del Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana (IEPC) del estado.

Indígenas votan en las elecciones generales mexicanas este domingo en un colegio electoral de la comunidad de San Juan Chamula, en Chiapas (México). EFE/ Carlos López
Indígenas votan en las elecciones generales mexicanas este domingo en un colegio electoral de la comunidad de San Juan Chamula, en Chiapas (México). EFE/ Carlos López

La funcionaria desmintió la presencia de hombres armados en un municipio del norte de Chiapas.

“Justo me mencionaron en Salto de Agua, pero acabo de leer el mensaje de la Secretaría de Seguridad Pública y me dice que no hay ese factor. Hay que estar muy conscientes con el tema de esos rumores, que no vayan a ser noticias falsas”, declaró.

Vila aclaró que en los municipios de La Concordia y Villaflores hay un operativo especial para evitar incidencias mayores, mientras que a nivel estatal al menos 12.000 efectivos federales y estatales resguardan la jornada.

Unas elecciones cargadas de violencia

Isaín Mandujano, periodista y especialista en coberturas electorales en Chiapas, dijo a EFE que “ninguna elección había sido tan complicada y tan difícil” en el estado.

“Estos 30 o 40 días (de campaña local) vimos desapariciones, asesinatos, emboscadas, renuncias de candidatos, otros candidatos que se tuvieron que callar y no hacer campaña porque fueron amenazados, en fin, yo creo que estas son unas elecciones bastantes, atípicas y singulares”, opinó.

La preocupación por la seguridad crece porque estos son los mayores comicios de la historia de México, donde más de 98 millones de personas están llamadas renovar más de 20.000 cargos, como la presidencia, los 500 diputados, los 128 senadores y nueve Gobiernos estatales.



Source link