Image

El telescopio James Webb descubrió a tres de las galaxias más antiguas del universo – FayerWayer- fayerwayer

Listen to this article


La edad del universo es un tema fascinante que ha cautivado la mente de científicos y filósofos durante siglos. A través de distintos métodos, han podido calcular que éste tiene aproximadamente 13.798 miles de millones de años, con un margen de error de 37 millones de años y nos proporciona una escala de tiempo más o menos precisa para comprender la evolución del cosmos.

Desde el Big Bang, el universo ha experimentado una expansión y un enfriamiento constantes, dando lugar a la formación de galaxias, estrellas y planetas. De hecho, en los primeros mil millones de años se formaron las primeras estrellas y galaxias.

En ese escenario, un equipo de investigadores ha utilizado la potencia del telescopio espacial James Webb para detectar tres de las primeras galaxias que se formaron en el universo. Estas galaxias, que comenzaron a formarse cuando el universo tenía apenas entre 400 y 600 millones de años, ofrecen una ventana única a los primeros momentos del cosmos.

Los datos del telescopio Webb revelan que estas galaxias primitivas están rodeadas de grandes cantidades de gas, compuesto principalmente de hidrógeno y helio, los elementos más básicos del universo. Este gas denso, detectado gracias a la sensibilidad extrema del Webb, sería fundamental para la formación de nuevas estrellas en estas regiones del universo.

Un avance sin precedentes

“Sin el Webb, no podríamos observar estas galaxias tan tempranas, y mucho menos aprender tanto sobre su formación”, afirma Kasper Heintz, autor principal del estudio e investigador del Centro del Amanecer Cósmico (DAWN) en la Universidad de Copenhague.

Este nuevo descubrimiento se suma a los logros del telescopio espacial James Webb, que desde su lanzamiento en diciembre de 2021 ha proporcionado imágenes y datos sin precedentes del universo. Con su capacidad para observar en longitudes de onda infrarrojas, el Webb está permitiendo a los científicos estudiar objetos que antes eran invisibles, como estas galaxias primordiales.

Los descubrimientos del James Webb están abriendo nuevas vías de investigación en astronomía. El estudio de estas galaxias primitivas nos ayudará a comprender mejor cómo se formó el universo y cómo evolucionaron las primeras estrellas y galaxias.



Source link