Image

La predicción de Stephen Hawking se quedó bastante corta – FayerWayer- fayerwayer

Listen to this article


El fin del universo ha sido un enigma que ha intrigado y atemorizado a la humanidad. Científicos, filósofos y todo tipo de pensadores han propuesto diversas teorías sobre cómo y cuándo podría llegar su final.

Varias hipótesis compiten por explicar el destino final de nuestro cosmos. El Big Crunch, por ejemplo, sugiere que tras un periodo de expansión, el universo colapsará sobre sí mismo debido a la gravedad, como una implosión inversa del Big Bang. En el Big Freeze, por otro lado, el universo se expandiría eternamente hasta que las estrellas se agoten y la materia se disperse por completo en un estado de máxima entropía, una especie de muerte térmica.

Por otro lado, un estudio reciente propone que la radiación de Hawking, un fenómeno que hace perder masa a los agujeros negros, podría ocurrir en otros objetos con masa suficiente, incluso sin llegar a ser un agujero negro. Esta investigación, realizada por expertos de la Universidad Radboud de Nimega en Países Bajos, abre nuevas interrogantes sobre el destino final del universo.

La radiación de Hawking: una ventana a la desaparición

La radiación de Hawking es un fenómeno que ocurre en el borde de los agujeros negros. Allí, la intensa gravedad provoca que surjan pares de partícula-antipartícula de la “nada”. En condiciones normales, estas partículas se aniquilan mutuamente. Sin embargo, cerca del horizonte de eventos del agujero negro, la antipartícula puede caer hacia el interior, mientras que la partícula escapa, generando la radiación.

Este proceso continuo provoca una pérdida de masa en el agujero negro, como si adelgazara poco a poco. El estudio de la Universidad Radboud va un paso más allá: Los investigadores proponen que este mismo fenómeno podría ocurrir en otros objetos con masa suficiente, incluso si no llegan a formar un agujero negro.

La clave está en la curvatura del espacio-tiempo. Si esta curvatura es lo suficientemente intensa, como en el caso de estrellas muy masivas, podría producirse la creación de pares partícula-antipartícula y la posterior emisión de radiación.

Un universo que se desvanece

Esta nueva perspectiva tiene implicaciones importantes para nuestra comprensión del universo. Si la radiación de Hawking puede ocurrir en una amplia gama de objetos masivos, esto significa que la cantidad de materia que se desvanece en el cosmos es mayor de lo que se pensaba anteriormente.

La hipótesis más extendida sobre el final del universo sugiere que este se expandirá y enfriará eternamente. La radiación de Hawking, en este escenario, aceleraría este proceso, llevando al universo a un estado cada vez más frío y diluido. Sin embargo, aún queda mucho por investigar para comprender completamente el destino final de nuestro cosmos.

La investigación sobre la radiación de Hawking y su potencial impacto en el universo nos recuerda la inmensidad y complejidad del cosmos. Cada nuevo descubrimiento abre nuevas preguntas y desafíos para nuestra comprensión del mundo que nos rodea.



Source link