Image

¿Podría ser un peligro para la humanidad? Existe una anomalía magnética en el sur de la Tierra que crece sin parar – FayerWayer- fayerwayer

Listen to this article


A pesar de su distancia, la energía y las partículas del Sol son capaces de alcanzar la Tierra. En parte, es esa misma distancia lo que permite las formas de vida en el planeta, y aquí es donde entra en juego la protección vital que nos brinda. Por un lado y rodeando a la Tierra como un manto gaseoso, la atmósfera actúa como un escudo protector contra la radiación solar dañina.

Por otro lado, nuestro planeta posee un campo magnético generado por el movimiento del núcleo líquido de hierro. Este campo magnético actúa como un escudo invisible, desviando la mayor parte de las partículas cargadas de alta energía, conocidas como viento solar, que emanan del Sol. Sin embargo, en algunas zonas del planeta, este escudo protector se debilita, creando anomalías magnéticas.

La más importante es la Anomalía Magnética del Atlántico Sur (AMAS), ubicada principalmente sobre Brasil.

¿Es peligrosa?

Según un informe reciente del gobierno de Estados Unidos, la AMAS se está debilitando y expandiendo. Esto significa que las partículas cargadas del viento solar pueden llegar a la Tierra con mayor facilidad, lo que afecta a los satélites y las comunicaciones por radio.

El debilitamiento del campo magnético no tiene impacto en la salud humana, pero sí puede dañar los satélites que pasan por la zona de la AMAS. La radiación solar puede afectar sus componentes electrónicos, provocando fallos o incluso su destrucción.

Para evitar estos daños, los operadores de satélites a veces los ponen en modo de espera cuando pasan por la AMAS. Esto significa que algunos componentes se apagan temporalmente, lo que puede interrumpir los servicios que brindan estos satélites. Las consecuencias de una falla en los satélites pueden ser graves.

Dependemos de ellos para una gran cantidad de servicios esenciales, como la comunicación telefónica, la navegación GPS, la televisión por satélite y el pronóstico del tiempo.

La AMAS es un problema creciente para la industria espacial, y se están buscando soluciones. Una posibilidad es desarrollar satélites más resistentes a la radiación. Otra opción es encontrar nuevas rutas para los satélites que eviten la zona de la AMAS.

En definitiva, la debilitación de la AMAS es un recordatorio de que nuestra dependencia de la tecnología espacial nos hace vulnerables a los fenómenos naturales. Es importante seguir investigando este problema y buscar soluciones para proteger nuestros satélites y garantizar la continuidad de los servicios que brindan.



Source link