Image

Registró la galaxia más antigua conocida – FayerWayer- fayerwayer

Listen to this article


El Telescopio Espacial James Webb (JWST), considerado como el telescopio espacial más potente y avanzado jamás construido, ha estado a la altura de las expectativas desde su lanzamiento, realizando descubrimientos sin precedentes que están ampliando nuestra comprensión del universo.

Y recientemente, el James Webb ha logrado un hito realmente sin precedentes: detectó la galaxia más antigua y distante jamás observada, ampliando nuestra comprensión del universo primitivo. Bautizada como JADES-GS-z14-0, esta galaxia existió hace 290 millones de años después del Big Bang, superando el récord anterior por 30 millones de años.

Un largo viaje

La luz de esta galaxia ha tardado más de 13.500 millones de años en llegar a la Tierra, ofreciendo una vista sin precedentes de los albores del universo.

Las características de JADES-GS-z14-0, incluyendo su brillo y masa excepcionales, desafían los modelos teóricos existentes sobre las primeras galaxias. Este descubrimiento demuestra la diversidad y complejidad del universo primitivo, invitándonos a reevaluar nuestra comprensión de la formación y evolución galáctica.

El hallazgo fue posible gracias al programa JWST Advanced Deep Extragalactic Survey (JADES) y al uso del espectrógrafo en infrarrojo NIRSpec del James Webb. Esta tecnología permite a los astrónomos estudiar galaxias formadas en las primeras etapas del universo, arrojando luz sobre el comportamiento del gas, las estrellas y los agujeros negros en ese entonces.

El James Webb también ha sido fundamental para identificar GN-z11, una galaxia luminosa previamente detectada por el Hubble. Estos descubrimientos amplían significativamente nuestro conocimiento del universo temprano y demuestran el potencial revolucionario del James Webb para la astronomía.

Ubicado a 1.5 millones de kilómetros de la Tierra, el James Webb continúa siendo una herramienta invaluable para explorar los confines del universo y desentrañar los misterios de su origen. Este hito marca un nuevo capítulo en nuestra búsqueda por comprender el universo y nuestro lugar dentro de él.



Source link