Image

Revelan dichos racistas de Donald Trump a 20 años de su reality- biobio

Listen to this article


Bill Pruitt, exproductor de “El Aprendiz”, el reality show que hace 20 años perfiló públicamente a Donald Trump como un exitoso hombre de negocios, reveló episodios que retratan el presunto racismo del expresidente y actual candidato a la Casa Blanca.

El productor retrató la serie como una “larga estafa” construida en torno a la figura del empresario, que le sirvió para crear la ilusión de un exitoso hombre de negocios.

Según dijo, “en el programa, aparecía demostrando un instinto empresarial impecable y una riqueza sin parangón, a pesar de que sus empresas habían sobrevivido a duras penas a varias quiebras y se enfrentaban a otra más cuando fue elegido”.

“Al engañar cuidadosamente a los telespectadores sobre Trump -su riqueza, su estatura, su carácter y sus intenciones-, el reality show de la competencia dio pie a un fraude estadounidense que se dispararía más allá de la imaginación de sus creadores”.

En un artículo publicado en Slate titulado “El Donald Trump que vi en El Aprendiz”, Pruitt hizo varias revelaciones, siendo la más llamativa que el magnate trató de “nigger” (“negro”, con una connotación racista) a Kwame Jackson, un finalista que se perfilaba como posible ganador.

El momento, aseguró, fue grabado pero nunca hecho público, pero hoy lo libera tras haber expirado el plazo de 20 años en una cláusula de confidencialidad que firmó al trabajar para El Aprendiz.

Según narró, aquello ocurrió cuando los jueces discutían cómo concluiría la temporada. Enfrentado al consejo de sus asesores, según Pruitt, Trump habría dicho “Sí, pero quiero decir, ¿compraría América un ‘nigger’ ganando?”.

Así, Jackson perdió y su oponente, Bill Rancic, ganó esa primera temporada.

Este y muchos otros episodios que demostrarían la verdadera naturaleza e incapacidades de Trump habrían sido eliminados al momento de editar los episodios, aseguró: “Estafamos. Nadie oyó los comentarios racistas y misóginos ni vio las supuestas trampas, los faroles o su pelo al viento. Esas cintas, he llegado a creer, nunca se encontrarán”.

“Nadie perdió su fondo de jubilación ni cayó en desgracia por ver El Aprendiz. Pero Trump creció hasta el punto de que por fin pudo aspirar a la Casa Blanca, algo que pretendía hacer desde 1998. Por el camino, ahora podía alimentar su apetito por defraudar al público con diversas prácticas turbias”, sostuvo.

Pruitt trabajó en el programa de la cadena estadounidense NBC durante sus dos primeras temporadas, relatando su paso por éste desde el momento en que fue reclutado. En ese momento, contó, le habrían revelado que Trump fue el único empresario que aceptó la propuesta del programa, tras intentar con varios otros entre los que se incluía el cineasta Steven Spielberg.

Tras la publicación, el equipo de la campaña de Trump negó las acusaciones.





Source link