Image

¿Una nueva Supertierra? Este es el nuevo hallazgo del James Webb en el espacio – FayerWayer- fayerwayer

Listen to this article


Las supertierras, esos gigantes rocosos de tamaño intermedio entre la Tierra y los planetas gaseosos como Neptuno, han despertado el interés de los científicos por su potencial para albergar vida. Ubicadas a menudo alrededor de estrellas más frías y pequeñas que nuestro Sol, orbitan en la zona habitable donde las condiciones podrían permitir la existencia de agua líquida en la superficie, un ingrediente clave para la vida tal como la conocemos.

Descubiertas a principios de la década del 2000, miles de supertierras se han encontrado desde entonces. Se componen principalmente de roca y metal, aunque algunas podrían tener atmósferas espesas.

Estudiar las supertierras es un campo en constante evolución. Telescopios terrestres y espaciales las observan junto a sus atmósferas, y futuras misiones espaciales prometen análisis aún más detallados. Esta investigación es crucial en la búsqueda de vida extraterrestre, pues encontrar agua líquida en la superficie de una supertierra sería un gran avance en la confirmación de vida más allá de nuestro planeta.

Sin embargo, no todas las supertierras tienen las mismas características. A pesar de orbitar muy cerca de su estrella y tener una superficie fundida a temperaturas que derretirían el hierro, el planeta 55 Cancri e parece desafiar las expectativas al albergar una atmósfera inesperada.

Clasificado como una Súpertierra, este mundo abrasador es dos veces más grande que la Tierra y posee una densidad similar a los planetas rocosos de nuestro Sistema Solar. Sin embargo, a diferencia de la Tierra, su superficie parece estar cubierta por un mar de magma fundido.

Un planeta envuelto en misterio

Durante años, la existencia de una atmósfera en 55 Cancri e ha sido un tema de debate entre los científicos. Las altas temperaturas del planeta y la intensa radiación proveniente de su estrella hacían pensar que cualquier atmósfera que pudiera haber existido habría sido erosionada hace mucho tiempo.

Gracias al Telescopio Espacial James Webb de la NASA, los investigadores han obtenido nuevas pistas sobre la atmósfera de 55 Cancri e. Utilizando los instrumentos NIRCam y MIRI del telescopio, los científicos pudieron medir la luz infrarroja proveniente del planeta y analizar sus longitudes de onda. Esta técnica, utilizada anteriormente para buscar atmósferas en exoplanetas rocosos como TRAPPIST-1 b, ha revelado la presencia de una atmósfera rica en volátiles, similar a la de la Tierra.

Este descubrimiento desafía las teorías existentes sobre la formación y retención de atmósferas en planetas rocosos cercanos a sus estrellas. Se pensaba que las altas temperaturas y la radiación intensa harían imposible que un planeta como 55 Cancri e conservara una atmósfera significativa.

¿Cómo se ha formado esta atmósfera?

Los investigadores creen que la atmósfera de 55 Cancri e podría haberse formado a partir de gases que emanan del magma en la superficie del planeta. El magma, a pesar de ser roca caliente y líquida, también contiene un cóctel de gases que podrían haber escapado y formado la atmósfera.

La presencia de una atmósfera en 55 Cancri e, junto con su tamaño y densidad similares a los de la Tierra, lo convierte en un candidato intrigante para albergar vida. Si bien las condiciones en la superficie del planeta son actualmente extremas, la existencia de una atmósfera sugiere que podría haber bolsas habitables bajo tierra o en zonas más alejadas de la estrella.

Los investigadores continuarán estudiando 55 Cancri e para comprender mejor su atmósfera y su potencial para la habitabilidad. Se espera que futuras observaciones con el Telescopio Espacial James Webb y otros telescopios revelen más detalles sobre la composición de la atmósfera y las condiciones en la superficie del planeta.

55 Cancri e es un ejemplo de cómo la exploración espacial nos permite descubrir nuevos mundos y desafiar nuestras ideas sobre lo que es posible en el universo. Este descubrimiento abre nuevas vías de investigación y nos acerca a la comprensión de la diversidad de planetas que existen más allá de nuestro Sistema Solar.



Source link